El primer desfile del orgullo gay tuvo lugar en Barcelona en 1931

Barcelona, la ciudad de las mil y una noches. La más canalla y señora, descarada y discreta ha tenido desde sus orígenes una riquísima vida nocturna.

Corrían los años 30 por Barcelona y el ayuntamiento decidía desmontar una de las vespasianas, urinarios públicos, que había en las Ramblas. Pero antes del desmantelamiento de estos urinarios tuvo lugar un hecho que bien podría considerarse el primer Gay Pride de la historia. Un grupo de travestidos conocido como “Las Carolinas” escenifican un cortejo funerario en las Ramblas. Lo narra Jean Genet en su libro “Diario de un ladrón” de manera inmejorable:

“!Estaba cerca del puerto y del cuartel, y la cálida orina de millares de soldados había corroído su chapa de metal. Al constatar su muerte definitiva, las Carolinas con chales, mantillas, trajes de seda y chaquetillas ajustadas acudieron a ella en solemne delegación para depositar un ramo de flores rojas anudado con un crespón de gasa. El cortejo partió del Paralelo, torció por la calle San Pablo, bajó por La Rambla hasta la estatua de Colón. Eran las ocho de la mañana, el sol iluminaba la escena. Las vi pasar y las acompañé de lejos. Sabía que mi puesto estaba en la comitiva: sus voces heridas, sus gritos de dolor, sus gestos exagerados, se proponían atravesar el espeso desprecio del mundo. Las Carolinas eran grandiosas: las Hijas de la Vergüenza.”

tours, Barcelona, Barcelona de noche, salir en Barcelona

Llegadas al puerto, torcieron a la derecha en dirección al cuartel, y sobre la chapa herrumbrosa y hedionda del meadero público, sobre su chatarra muerta, depositaron las flores.”

Esta gente se reunían en varios locales, uno de ellos, tal vez el mas famoso, fue “la Criolla”, en la calle Cid, siendo el lugar donde muy posiblemente se llegó a celebrar un certamen de Miss Barrio Chino, yendo la ganadora incluso, según cuenta la revista Mirador, a presentarse en Madrid al certamen de Miss España frente a la, imagino, estupefacción de los organizadores.

Gente valiente y orgullosa.

More from Jordi Fernández Ramos

Tradiciones navideñas catalanas que nos llenan de escatológica alegría

A los catalanes, la afición por la escatología nos viene gracias a...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *