El proceso creativo para diseñar la portada del disco Appetite for destruction de Guns n’ Roses

Appetite for destruction

El album Appetite for destruction, de Guns and Roses, salió al mercado el 21 de julio de 1987, hace hoy 33 años. La icónica portada, como todo lo que rodea a la banda, no estuvo exenta de polémica.

Estamos hablando de uno de los exponentes del ROCK, en mayúsculas, y del disco que lanzó al estrellato a la conocida banda americana. Quizás ahora resulta inverosímil pero en aquella época, el soporte era una parte importantísima de un album y las gráficas se cuidaban hasta el último detalle. En múltiples ocasiones, el diseño de la portada era un factor determinante en la decisión de compra de un disco y podía determinar el éxito del mismo.

La primera idea para la portada de Appetite for destruction

En un primer momento, Axl quería que en la portada del disco apareciera transbordador Challenger, accidentado a los 73 segundos de despegar el 28 de enero de 1986, provocando la muerte de los siete miembros de la tripulación. La compañía discográfica consideró la imagen de ‘mal gusto’ y, finalmente, fue rechazada.

Primer idea de portada de Appetite for destruction.

La segunda portada, diseñada por Robert Williams, dará nombre al disco.

En busca de una portada que reflejara el interior del album, Axl Rose compró en Tower Records una postal del artista estadounidense Robert Williams que reflejaba la idea del peligro y suciedad reinante en las calles de Los Ángeles.

La polémica ilustración, fechada en 1978, muestra a una joven vendedora de robots de juguete llamado “Mr. Mini Mite”. La chica yace inconsciente en la acera con su vestido desgarrado y la ropa interior alrededor de sus pantorrillas, aparentemente violada por un extraño robot que está de pie junto a ella; tras una valla de madera se ve saltando una especie de bestia roja, con dagas como dientes. El nombre de la ilustración, Appetite for destruction, acabará dando nombre al disco.

Ilustración del artista Robert Williams.

El problema llegó cuando los directivos de Geffen Records creyeron que la crudeza de la portada podría generar problemas de ventas. De hecho, muchas tiendas de discos se negaron a venderlo e incluso MTV puso restricciones a la banda por ese contenido. Además, podía acarrear inconvenientes para pasar el filtro de “Parental advisory: explicit content”.

Axl, en una entrevista, se sintió obligado a señalar que “la imagen en sí misma no era indecente, es lo que la gente eligió ver.” Para él, el robot monstruoso representaba la sociedad y la chica era una metáfora de la banda o la humanidad en su conjunto. Su idea era transmitir, a través de una obra artística, el progreso de la cultura occidental, superada por la incapacidad de lidiar con los problemas que acarrea.

Finalmente, esta portada fue prohibida aunque podemos encontrar ejemplares de Appetite for destruction con ella.

Primera portada de Appetite for destruction, de Guns n’ Roses, diseñada por Robert Williams.

¿Quién es Robert Williams?

Robert Williams es un artista que empezó trabajando en los años 60s como director de arte para Ed “Big Daddy” Roth, quien tenía un imperio de merchandising de camisetas y personalizaciones de hot rods.

Ed ‘Big Daddy’ Roth: Cartoonist, Hotrodder Legend (1932-2001)

Cuando Roth cerró su estudio en 1970, Robert Williams trabajó en la revista Zap Comix, con artistas de la talla de Robert Crumb y Rick Griffin, quienes habían creado portadas de varios discos.

Portada de la revista ZAP.

Fue así como Williams se especializó, a fines de los ‘70, en el dibujo animado, en la caricatura, pero todas pintadas cuidadosamente. De este estilo y en esta época, pintó la famosa ilustración, Appetite for destruction, que una década más tarde adquiriría Axl Rose en una tienda de discos y daría nombre a uno de los mejores discos de rock.

Robert Williams, diseñador de la primera portada de Appetite for destruction, de Guns n’ Roses.

La portada final de Appetite for destruction, por Billy White Jr.

El diseño final de la portada de Appetite for destruction, con la cruz celta y los miembros de Guns n’ Roses caracterizados como calaveras, fue elegida después de que la pintura de Robert Williams fuera rechazada.

Portada final de Appetite for destruction, diseñada por Billy White Jr.

El diseño de la cruz fue realizado por Billy White Jr. En aquellos años White era un estudiante de arte en Long Beach, California. Billy y la banda se hicieron amigos. “Un día Axl me llamó y me pidió que le dibujara un tatuaje, esto después de haber visto un dibujo que hice en una pared de mi primo. Acepté y hablamos sobre la idea. La cruz y las calaveras que se parecieran a los miembros de la banda fue idea de Axl, el resto fue creación mía. Los nudos dentro de la cruz son una referencia a Thin Lizzy, una banda que Axl y yo amábamos”. Podemos ver los elementos celtas a los que hace referencia, en la portada del disco del 1976, Johnny the Fox de Thin Lizzy.

Portada de Thin Lizzy que inspiró algunos elementos de la cruz celta.
Boceto original de la portada.

More from Mayte Bellera

Peter Bruegel el Viejo, Trampa para pájaros.

Paisaje nevado con patinadores y trampa para pájaros, de Peter Bruegel el...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *