Tradiciones navideñas catalanas que nos llenan de escatológica alegría

A los catalanes, la afición por la escatología nos viene gracias a las tradiciones navideñas que tanto nos gustaban cuando éramos pequeños.

La ilusión e inocencia infantil que a todos nos arrancaba una risa o carcajada al poder decir caca sin que nos riñesen por deslenguados. Nos gustaba jugar con algo tan transgresor como pasarlo bien con algo tan desagradable para muchos.

Una de las tradiciones navideñas en Cataluña es hacer cagar al Tió, un tronco de árbol con barretina y cara con nariz roja. Al susodicho se le cubre con una manta y se esconden regalos debajo de ella. Los niños la golpean con un palo mientras cantan la canción típica de su zona.
Una de ellas es: Caga tió, avellanes i turró, si no cagues ben fot, te pagaré cop de bastó – Caga Tió, avellanes y turrón, si no cagas bien fuerte, te pegaré un bastonazo. 
Al terminar la canción y los bastonazos se levanta la manta y aparecen los regalos que ha cagado el Tió. Todo ello, claro está entre risas y gritos infantiles que llenan la casa de alegría e ilusión.

Tradicional Caga Tió navideño

El Caganer es otra tradición que les encanta a los niños catalanes. Consiste en esconder en el pesebre la figura de un pastor cagando para que los niños la encuentren y lo vuelvan a esconder para seguir con el juego.

El sitio favorito de la mayoría de niños era el pesebre para ser aun más transgresores si cabe.
La figura se ha hecho tan popular que incluso hay tiendas dedicadas a la venta de Caganers con las figuras más populares de la actualidad, como futbolistas, políticos, artistas y personas dignas de cagar en algún sitio privilegiado de nuestras casas. Muchos turistas las compran como recuerdo de su viaje a Cataluña.

Caganer tradicional catalán

También era y sigue siendo tradición que los reyes magos te traigan una caca si te has portado mal, claro está siempre acompañada de un saco de carbón de azúcar.

La caca está hecha de pan de higo y nos gustaba tanto que aunque nos portaremos bien durante el año, nos llevábamos un disgusto descomunal si entre los juguetes no estaban esas dos maravillas.

Caca de reyes para los niños malos

Otra tradición son los Pets de Monja, en castellano: Pedos de Monja. Esta vez la escatología solo viene por el nombre y la anécdota es bien curiosa.

 Hace muchos, muchos años, trabajaba en Barcelona un pastelero italiano que comercializó una especie de galleta con forma de pecho femenino. A la galleta le puso de nombre Petto de monca (pecho de monja). En catalán bien podrían haberle puesto “Pit de Monja” que sería su nombre original. Pero gracias a la escatología reinante, la gente empezó a llamarle: Pet de Monja. Pedo de monja.

Pets de monja – Pedos de monja

La literatura catalana tiene unos cuantos tratados sobre las cacas y las ventosidades. No solo nos viene la afición de las tradiciones navideñas. Pero ese ya es otro tema que espero tocar en otra ocasión.

Escatología popular

Con este post tan navideño, desde Urban Explorer, queremos desearos a todas y a todos unas muy felices fiestas navideñas.

Artículo de Jordi Fernández
Redactor Barcelona

 

urban explorer, maps, google maps, rutas, turisticas, barcelona

2 comentarios

  1. avatar
    Posted by Las Producciones Del Sexto| 3 enero, 2017 |Responder

    Buen artículo, pero no es explica el orígen de la tradición del cagatió, algo que sí se cuenta en la película cuyo trailer linkamos a continuación. Gracias! LINK: https://www.youtube.com/watch?v=5G8Z6j0etZw&t=6s

  2. Posted by Jordi Fernandez| 6 febrero, 2017 |Responder

    Gran vídeo, gracias por compartir.

Leave a Comment

Your email address will not be published. All fields are required.