Los amantes de Bausen

Esta es la historia de Sisco y Teresa, los amantes de Bausen.
Una bonita historia de amor como las de antes.

Una historia que guardan en el recuerdo los habitantes de la bonita localidad de Bausen.
El pueblo está situado en la Vall d´Arán, del Pirineo catalán.

                                                                                              El bonito pueblo pirenaico de Bausen.

Sisco y Teresa estaban locamente enamorados el uno del otro. El problema es que eran primos hermanos y no podían casarse.
El párroco les obligaba a pagar una cantidad de dinero fuera de su alcance.
Los dos amantes se querían tanto que decidieron vivir juntos sin casarse. Se instalaron en el pueblo, vivieron felices y tuvieron una hija y un hijo.

Unos años más tarde, en 1916 falleció Teresa, a los 33 años, dejando a su marido y a sus hijos desconsolados.
Pero por si no fuese suficiente la pena de Sisco, volvió a aparecer el párroco en su vida, para volver a negarles lo que por justicia les correspondía.
El cura se negó a dar cristiana sepultura a Teresa. Por vivir amancebada y en pecado no podía ser enterrada en el cementerio.

                                                                                                             Cementerio de Bausen


Los vecinos del pueblo no aceptaron la decisión del cura y construyeron un cementerio para ella sola, fuera del recinto religioso.
Tras la muerte de Teresa, Sisco se exilió a Francia por razones políticas. Dejo dicho que quería ser enterrado junto a su amada pero por razones burocráticas fue imposible.
Desde entonces, los hijos vienen cada año desde Francia para depositar flores en la tumba de su madre.
Actualmente, Bausen es centro de peregrinaje para los amantes de las historia de amor.

                                                                                                                Tumba de Teresa


Esta historia sucedió en la Vall D´Arán, en el pequeño pueblo de Bausen, en medio del Pirineo catalán, a principio del siglo XX. La historia de sus vidas se hace todavía más interesante si tenemos en cuenta el poder de la iglesia en la época en la que aconteció la historia.

                                                                                                                       A mi amada Teresa

 

 

Publicado por Jordi Fernández Ramos

Leave a Comment

Your email address will not be published. All fields are required.