El Londres en el que nació David Bowie

 

El 7 de septiembre de 1940 tuvieron lugar sobre Londres los más intensos ataques de bombardeos alemanes de la II Guerra Mundial. Se llamó Blitz (en alemán Blitzkrieg, que significa guerra relámpago) a aquella serie de bombardeos masivos sobre la ciudad. Estos bombardeos se extenderían a otras ciudades británicas como Birmingham, Liverpool, Plymouth, Bristol, Glasgow, Southampton, Portsmouth o Hull y durarían 267 días.
La ciudad de Londres sufrió bombardeos 57 noches consecutivas desde aquel 7 de septiembre. Más de un millón de hogares fueron destruidos y se calculan unas 40.000 pérdidas civiles, la mitad de ellos en la capital.

No obstante, toda Inglaterra aguantó con fuerza el envite alemán que no minó la producción ni la moral británica.

Ellerslie Square (Brixton) tras un bombrardeo en 1944

Mapa aéreo de Londres después de la II Guerra Mundial, 1947

Our Brixton Boy

David Bowie

David Jones nació en 1947 en el barrio londinense de Brixton, que fue bombardeado con dureza. Su familia vivía en el 40 de Stansfield Road en una casa victoriana de tres pisos que aún permanece en pie. Muchas de las casas aledañas a la suya habían sido reducidas a escombros lo que daba al barrio un aspecto desolador.

Transporte en Londres 1947

Picadilly Circus 1947

Is there life on Mars?

Aquellos descampados creados por las bombas que el niño David Jones cruzaba al volver de la escuela se asemejaban a los rojizos campos de Marte. Tal vez influyeron en su imaginación infantil hasta el punto de crear con los años a Ziggy y sus arañas llegadas a la tierra desde el lejano planeta rojo. Gracias a aquél alienígena el panorama musical cambiaría para siempre llenándose de libertad, color y potencia vital. Todo aquello que quisieron destruir sin éxito los bombardeos nazis.

Barrio de Londres bombardeado en el Blitz

Un grupo de niños limpian de escombros una parcela en el East End de Londres

Hoy hace un año que nos dejó David Bowie. En el libro “Starman” Paul Trynka nos cuenta una anécdota: en uno de sus regresos a Londres cuando ya vivía en Nueva York con su mujer Imán y su hija, pidió al chofer que le llevaba que pasara por su antigua calle y parara el coche frente a la casa en la que nació. Una vez allí y con los ojos llenos de lágrimas le comentó al guitarrista Eric Schermerhorn que le acompañaba:

“Probablemente tendría que haber sido contable. No sé cómo ha pasado todo esto”

Homenaje en el 40 de Stansfield Road

Querido David, gracias por no dedicarte a la contabilidad. Gracias por venir de las estrellas a volarnos la mente.

#staycurious #davidbowie #bowieinmemoriam

Leave a Comment

Your email address will not be published. All fields are required.