Urban Explorer Barcelona, app, cultura

Casa Llorach, el símbolo de la burguesía culta catalana

Casa Llorach 1904 arquitecto Josep Maria Piug i Cadafalch.
Calle Muntaner 263. Barcelona.

Casa Llorach. Calle Muntaner 263 -1904

Casa Llorach. Calle Muntaner 263 – año 1904

A principios del siglo XX  la zona alta de la calle Muntaner albergaba muchas casas de estilo modernista con amplios jardines donde la alta burguesía catalana hacía su vida lejos de la ciudad y de las zonas industriales de las que la mayoría de vecinos eran propietarios.

Calle Muntanes a principios de siglo XX. A la izquierda la casa Llorach.

Calle Muntaner a principios de siglo XX. A la izquierda la casa Llorach.

La familia Llorach encargó al famoso arquitecto Josep Maria Piug i Cadafalch, lo que tendría que ser su casa familiar con un marcado carácter alpino muy lejos de lo habitual en la Barcelona de la época.

En 1932 la Casa Llorach fue derribada para construir el edificio de viviendas que actualmente se encuentra en el lugar.

 

Casa Llorach. Escalinata que daba al jardin.

Casa Llorach. Escalinata que daba al jardín.

Al morir los propietarios la Casa Llorach pasó a manos de su hija Isabel que partió en tres el terreno ajardinado para construir dos torres más que pasarían a ser las viviendas de sus dos hermanas.

Isabel Llorach era una chica moderna y soltera que disfrutaba de los placeres de la vida y del dinero heredado de sus padres.

De muy joven vivió un amor con el hijo mayor del Dr. Andreu, medico que se hizo muy popular al comercializar las famosas “Pastillas del Dr. Andreu” pero la relación fue corta al morir el joven amante.
La Ben Plantada y El Padrí en 1920

La Ben Plantada y El Padrí en 1920

Se dice que esa vivencia fue la que le hizo tomar la decisión de permanecer soltera toda su vida.

Se comenta de ella que tenía un atractivo muy especial, con una sonrisa seductora y mucha elegancia en el vestir. Siempre vestía a la última moda de París.

Una mujer muy refinada y de gran cultura que junto a su especial atractivo siempre era el alma de las fiestas de la época, tanto a las que era invitada como a las numerosas fiestas y reuniones que organizaba en su casa, donde asistía la flor y nata de la burguesía y personalidades de las artes y las ciencias.

 

Isabel Llorach llegando en su Rolls Royce al hipodromo de Can Tunis

Isabel Llorach llegando en su Rolls Royce al hipodromo de Can Tunis

Fue presidenta de infinidad de asociaciones culturales como el comité protector de las Veladas de Teatro Selecto y el Conferentia Club  con el que trajo a Barcelona a importantes personalidades como el conde Keyserling, Ortega y Gasset, Josep M. de Sagarra, Josep Pla, Paul Valéry, Giuseppe Ungaretti, Ramón Gómez de Serna, Gregorio Marañón, Salvador de Madariaga o Federico García Lorca.

En el teatrillo que tenía en casa se estrenaron obras de vanguardia y actuaron personalidades de fama mundial como Maurice Chevalier, Josephine Baker, Nijinsky o Carlos Gardel.

Fue una mujer adelantada a su época pese a las rígidas costumbres que la rodeaban. Vivió con toda la libertad personal, social y cultural de la que fue capaz para los tiempos que corrían.

Isabel Llorach fue el modelo de mujer culturalmente dinámica, socialmente activa y libre a nivel emocional sin dejar de disfrutar de los placeres carnales. Una de las grandes damas de la cultura europea y todo un ejemplo de mujer a seguir en cualquier época.

 

Os dejo con parte de un documental muy interesante sobre la vida de la familia de Isabel Llorach.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. All fields are required.