La canción Barcelona de Freddie Mercury como himno para la ciudad

Este verano se celebrará el 25 aniversario de los juegos olímpicos de Barcelona y creemos que ya va siendo hora de que la ciudad rinda homenaje a Freddie Mercury por su inestimable aportación

El himno de los Juegos de la XXV Olimpiada fue el tema Barcelona compuesto por Freddie Mercury e interpretado por él mismo y la soprano catalana Montserrat Caballé.


Freddie Mercury y Montserrat Caballé

Los dos vocalistas hacían una extraña pareja tanto en el escenario como fuera de él.

La relación entre los dos comenzó el día en que la soprano vio por televisión una entrevista al grupo Queen, durante la escala en Barcelona de su The Magic Tour.

En el transcurso de la entrevista le preguntaron a Freddie Mercury quién era su cantante favorito  y él contestó que Montserrat Caballé.

Ella se quedó encantada con la respuesta y decidió programar un encuentro entre los dos en el Hotel Ritz de Barcelona, quería conocer aquella extraña estrella del rock and roll aficionada a la ópera y en especial a ella.

El compositor británico aceptó la invitación pero quería que el encuentro no fuese demasiado serio, quería algo divertido por lo que decidió preparar un tema para cantar los dos en la suite del hotel.

Queen en el San Diego Sports Arena en 1977

Freddie Mercury era fan incondicional de Caballé, siempre que podía iba a escucharla cantar a cualquier lugar del planeta y siempre le enviaba al camerino un espectacular ramo de flores con una nota de felicitación.


Freddie Mercury recibió desde muy pequeño una formación musical clásica y su técnica vocal en ocasiones estaba más cercana a la ópera que al rock and roll.

Su tema Bohemian Rhapsody del disco de Queen, A Night at the Opera de 1975 dice mucho de sus gustos musicales y de su dominio en la composición de temas transgresores mezclando dos estilos musicales tan antagónicos.

De aquel encuentro surgió la idea de grabar un disco juntos y ella le pidió que por favor se llamase Barcelona.

A partir de ese momento Freddie Mercury se puso manos a la obra y compuso diez temas para cantar a dúo con la canción Barcelona como single del disco.
El tiempo se le echaba encima si quería presentarlo antes de las olimpiadas y no le quedó otra que orquestar los temas y grabarlos a toda prisa con sintetizadores y unos pocos instrumentos clásicos.

El resultado fue un espectacular disco con diez canciones aunque la mayoría de personas piense que solo contenía el tema Barcelona.

El disco se presentó en una gala donde las dos estrellas interpretaron la canción Barcelona en la montaña de Montjuïc ante miles de personas.
En 1991 Freddie Mercury murió de sida y su asistencia a la ceremonia de inauguración no fue posible.

Freddie Mercury & Montserrat Caballe

La presencia del tema Barcelona en la inauguración y clausura de los juegos fue nula, mostrando muy poca consideración por parte de los organizadores a una obra de tal magnitud.

Con los años la canción se hizo tan popular entre el publico barcelonés que fue adoptada como himno extraoficial de la ciudad.

La implicación de la ciudad con el proyecto en aquella época dejó mucho que desear ya que el propio compositor tuvo que correr con todos los gastos de la producción.

Veinticinco años después seguía sin implicarse en el proyecto y tuvo que ser el entorno del compositor británico el que se puso a trabajar para dignificar el trabajo de Freddie Mercury.

En 2012 se grabó  la nueva versión de la obra, esta vez con la colaboración de la orquesta sinfónica de Praga y por supuesto corriendo con todos los gastos las discográficas británicas.

Lo suyo hubiese sido grabarlo en algún estudio de Barcelona con la OBC como orquesta que interpretase la música para acompañar las voces grabadas veinticinco años antes, pero no fue así.

Se tardó un cuarto de siglo en dignificar aquella composición dándole el sonido que deseaba el autor pero no pudo darle a causa de la  falta de tiempo y de su delicada salud.

Creo que esta vez en la ceremonia del 25 aniversario de los juegos olímpicos, la ciudad tendría que dar la talla y agradecer como se merece la labor del compositor, dando protagonismo a su trabajo y dedicándole una calle, plaza o monumento a la persona que compuso el himno que ayudó a pasear el nombre de Barcelona por todos los rincones del planeta.

Texto: Jordi Fernández Ramos
Fotografías: Autor desconocido

Leave a Comment

Your email address will not be published. All fields are required.